Calatea

 

Teniendo en cuenta que es una planta ordinaria del sotobosque de la selva tropical húmeda podemos deducir que la calatea agradece una exposición de luz moderada, evitando siempre el sol directo. Los riegos tienen que ser abundantes durante el crecimiento, sin encharcar la tierra, y en invierno se reducen, dejando secar levemente la tierra entre riego y riego.

Suele ser habitual observar que las puntas de la calatea se ponen marrones. Esto es debido a que el ambiente es demasiado seco. Tendremos que aumentar la humedad ambiental pulverizándola regularmente

 

Luz: de luminoso a muy luminoso, nunca sol directo

Temperatura ideal: 18-24 ºC

Temperatura mínima: 5-9 ºC

Riego: moderado

 

 

Tamaño Medio 28€

 

 

Calatea Picturata

Calatea Zebrina

Calatea Rosea